Protege tus muebles de madera del sol

Sin comentarios mayo 30, 2018

Los muebles de madera son unos de los preferidos en la decoración de interiores, independientemente del estilo del hogar en cuestión. Funcionan muy bien en diseños tipo vintage, pero también en pisos que siguen fielmente el estilo nórdico.

El único problema que tienen este tipo de muebles es que requieren de muchos cuidados especiales, ya que las cualidades de la madera se modifican con facilidad ante la humedad, el calor y, especialmente, la luz del sol. Pero, aun a pesar de sus necesidades especiales, bien cuidados estos muebles son duraderos y resisten el paso del tiempo de forma excelente.

Cómo cuidar los muebles de madera frente al solr

Proteger los muebles en interior

Los muebles de madera que tenemos en casa pueden verse afectados por la luz solar, especialmente si están colocados cerca de grandes ventanales que reciben directamente los rayos solares a lo largo del día. Ante esta situación, los muebles pueden decolorarse y perder el brillo natural, además de que se deterioran con mayor facilidad.

Una forma de evitar que esto ocurra es, por supuesto, disponer los muebles de tal forma que el sol que entra por las ventanas no incida directamente sobre su superficie. Dependiendo del espacio disponible y de la distribución de los distintos elementos en el hogar, esto puede ser complicado.

Por eso, en caso de que no se pueda evitar la acción directa del sol sobre los muebles, habrá que tener cuidado y procurar entrecerrar persianas o cortinas, para que el impacto sea menor. Para que esto no suponga un problema en la dinámica habitual de la casa, se puede usar este truco solo durante las horas en las que el sol incide especialmente en esa habitación determinada, dependiendo de la época del año y de la orientación de la casa.

Es distinto si, en cambio, se trata de una casa que no se utiliza a menudo, sino que solo está habitada en temporadas concretas del año. La forma ideal de proteger los muebles del sol, y también del polvo, en este caso es cubrirlos con una tela. Esta tela se puede retirar fácilmente en los momentos en que la vivienda esté en uso, a la vez que protege las maderas cuando no es necesario que estén a la vista.

Cuidar las maderas de los muebles de exterior

No obstante, cuando más sufren los muebles de madera es cuando se encuentran situados en el exterior, en una terraza o un jardín, por ejemplo. En estos casos, la exposición solar es casi inevitable, a no ser que se use una pérgola o un toldo sobre los muebles.

Para que la madera quede bien protegida es importante mantenerla correctamente barnizada, usando un producto específico para exteriores. Este barniz no solamente protege la madera del sol, sino también de arañazos y golpes.

Una forma excelente de hidratar bien este material para que se encuentre en mejores condiciones, incluso para tratar algún desperfecto, son los aceites naturales. Gracias a la porosidad de la madera, el aceite penetra en el mueble y consigue nutrir el material para que se mantenga más resistente, a la vez que aporta un brillo sano a la superficie.

Por último, si nuestra prioridad no es el tono de la madera, utilizar una pintura especial para este tipo de material es la mejor opción para protegerlo del agua y del sol. Además, muchas de estas pinturas incluyen tratamientos fungicidas que también ayudan a cuidar el mueble.

Cualquier duda sobre el cuidado específico de un mueble puede ser consultado directamente con el fabricante. Escoger la madera adecuada es importante, ya que no todas tienen la misma durabilidad. De la misma manera, cada tipo de madera requiere cuidados específicos, que pueden mejorar mucho el aspecto del mueble y que aguante mucho más tiempo en perfectas condiciones.

Cuidar la madera de los muebles

Sin comentarios