Muebles con palets

Sin comentarios agosto 3, 2017

Desde hace algún tiempo ya, se ha creado una tendencia creciente en la restauración y reciclaje de muebles, debido a la implicación cada vez mayor del ser humano por la conservación del medio ambiente, la unión con el entorno y el cuidado de la naturaleza, y también por el interés de realizarlo uno mismo con nuestras propias manos.

Podemos encontrar desde sillones hechos con corchos reciclados, pasando por lámparas fabricadas con pinzas de madera para la ropa, a velas insertadaDecoración con paletss en un tronco de roble vacio. Las ideas son casi infinitas, en esta ocasión nos centramos en la creación de mobiliario con palets para una decoración sostenible y de muebles a medida.

Infinidad de posibilidades

Desde cabeceros para la cama hechos con tablas de palets sueltas y pintadas de diferentes colores, o directamente sobre el palet entero, únicamente con un poco de barniz y lijando algunos pequeños detalles o desperfectos que puedan rozar nuestra pared o desilachar las mantas de nuestra cama.

Podemos crear una cama para mascotas, sobre un palet incluyendo un acolchado o un cojin y creando la estructura de una pequeña cajita, donde pueda sentirse comoda para descansar.

Para el dormitorio tenemos la posibilidad de crear estanterias, apilando un palet sobre otro de forma horizontal, dejando el hueco para poder guardar libros o figuras, tambien podemos crear estantes directamente colocando el palet de manera vertical sobre la pared, si quisieramos darle un toque de armario podemos incluirle algún soporte del que poder colgar tazas o utensilios de cocina.

Otro lo los usos más comunes que podemos darle es crear sillones y sofás tanto para interior como para el jardín a los que colocandoles un acolchado podemos crear un rincón cómodo y para el descanso, también podemos crear el conjunto completo con una mesa a juego con el resto de mobiliario.

Al alcance de tu mano

Existen muchas ideas y tutoriales en Internet para llevarlas a cabo, sólo necesitas un plaet y mucha ilusión, ¿te animas?


Sin comentarios