Cómo cuidar tus muebles de madera en 6 pasos

Sin comentarios octubre 19, 2017

Los muebles de madera son elementos fundamentales la decoración de una vivienda, porque proporcionan al hogar calidez y belleza de forma natural. Es el material más empleado para conseguir una casa acogedora y elegante.

Para que los muebles de madera luzcan como el primer día, es importante seguir unos consejos a la hora de la limpieza y conservación. La madera es un elemento vivo que necesita unos cuidados básicos para mantenerse bonita durante muchos años.

1 - ¿Cómo limpiar los muebles de madera?

Conviene limpiar siempre los muebles con agua tibia y jabón neutro. El amoniaco, a pesar de estar presente en muchos productos para la madera, es abrasivo y va quitando al mueble su brillo natural. Es preferible optar por productos más suaves, que no contengan amoniaco, y por jabones suaves.

Para las zonas más difíciles se puede emplear un cepillo de dientes, que tiene las cerdas suaves y retirará el polvo sin dañar la madera. Existen algunos productos naturales, como el vinagre blanco y el aceite de almendras, que son limpiadores ecológicos muy eficaces.

2 Proteger la madera del sol y la humedad

El sol deteriora el color de la madera y el brillo. La humedad puede acabar dilatando las partes más débiles, que se abomban y agrietan. Además, un mueble con humedad favorece el desarrollo entre sus fibras de hongos y xilófagos que pudren definitivamente los muebles. En el caso de muebles de madera de exterior, se deben proteger con productos adecuados para que soporten las condiciones atmosféricas y mantengan su aspecto inicial.

3 El encerado es fundamental

La cera es la mejor forma de proteger los muebles de madera después de la limpieza. Se puede aplicar con un paño de algodón o con brocha, dejando una capa muy fina sobre la madera. Lo ideal es dejar el mueble un día entero con la cera antes de pulir con un cepillo suave o con un paño. Así se consigue ese brillo satinado natural tan bonito, que da a la madera un aspecto sano e hidratado.

4 Cuidado con el calor directo

El calor de cacerolas, planchas y otros utensilios domésticos dañan las superficies de madera. Estropean el barniz protector y la cera y pueden quemar la superficie. Estos daños son duraderos y muy difíciles de eliminar, por lo que es mejor proteger siempre las superficies con salvamanteles u otros elementos.

5 Productos naturales para la madera

Existe muchos productos naturales que son beneficiosos para los muebles de madera, como el vinagre blanco, el aceite de oliva o las nueces.

El aceite de la nuez es un reparador natural. Basta con abrir la nuez y frotar el fruto contra la madera, en el sentido de la veta. El aceite que contiene se funde y crea una capa protectora y reparadora al mismo tiempo.

6 Contratar un profesional

Cuando un mueble de madera sufre un daño severo, lo más adecuado es contar con un profesional para que le devuelva el aspecto original. En Muebles Teruel S.A. tenemos una larga experiencia en la recuperación de muebles de madera.


Sin comentarios