Cómo acertar con los muebles de tu despacho

Sin comentarios mayo 8, 2017

En este post te vamos a dar una serie de ideas y consejos para elegir los muebles para un despacho. Es un espacio donde vamos a pasar muchas horas al día y tiene que ser un lugar agradable y cómodo para que podamos dar lo mejor de nosotros.

Por eso, el mobiliario que usemos es tan importante: debemos elegir los muebles acordes a las necesidades de nuestro día a día. Y, sobre todo, que sean cómodos, para realizar las tareas diarias sin problemas.

Elegir los materiales

Los muebles para despacho se fabrican en diversos materiales como contrachapado, madera o aluminio. Los muebles de madera requieren un mayor mantenimiento, ya que son piezas que están realizadas en materiales naturales.

También es cierto que los muebles de madera adquieren una tonalidad más bonita cuanto más se usan y, además, duran eternamente. Por eso son una opción muy utilizada en despachos de directivos de empresas ya consolidadas.

Los muebles de aluminio son más ligeros, por lo que resultan una excelente opción a la hora de cambiar de oficina. Además, su mantenimiento es muy sencillo.

Lo principal es conocer de antemano el uso que le vamos a dar a nuestro despacho. No es lo mismo uno para trabajar que otro que cuente con zona de reuniones. Por eso, la mejor opción es un mueble a medida.

Elegir el diseño de nuestros muebles

Muebles para despacho Para elegir el diseño de los muebles para despacho hay que tener en cuenta dos factores: que sean cómodos y elegantes. La imagen que demos en nuestra oficina tiene que ser muy clara. Debemos dar una apariencia sofisticada, limpia y sencilla, con todo el escritorio ordenado perfectamente.

Las mejores opciones pasan por una gran mesa que sea el centro del despacho y que defina la imagen que queremos dar de nosotros mismos. También hay que pensar en la ergonomía, puesto que vamos a pasar mucho tiempo en ese espacio y tanto nosotros como nuestros empleados debemos trabajar en un ambiente adecuado.

Una de las mejores opciones es contar con una mesa circular. De esta manera, puedes tener tu ordenador en una zona de la mesa y en el lado opuesto colocar la zona de trabajo, que te permita escribir y revisar documentos con amplitud.

Lo que sí es fundamental es colocar la mesa cerca de un punto de luz natural. Si no cuentas con él, será necesario utilizar una lámpara de mesa que puedas dirigir a la zona de tu elección para iluminar cada zona por separado.

Los mejores colores para nuestros muebles

La elección de los colores de los muebles de un despacho determinará el ambiente de la zona. Si no tienes luz natural o tu despacho es de tamaño reducido, deberás optar por tonos más claros. De esta forma, tu despacho parecerá más amplio que si utilizas muebles más oscuros.

El cristal es una opción muy elegante que sirve para resaltar el espacio. Por ejemplo, una base acristalada hará resaltar el diseño de una alfombra, si sitúas esta debajo de la mesa. También puedes combinar cristal con otro material, como madera.

Si eres muy afortunado y cuentas con un gran despacho, utiliza muebles y estanterías de colores sobrios y duraderos. Aunque esta elección depende de los gustos personales de cada uno, sí que es cierto que los colores oscuros hacen que, visualmente, parezca que encoja el espacio.

En definitiva, cada despacho es diferente porque todos lo somos. Así que la mejor opción es informarse acerca de las posibilidades que tiene tu despacho contando con la ayuda de un profesional. Probablemente conseguirá dar con el diseño adecuado para tu espacio diseñando muebles a medida que optimizarán la zona de trabajo de manera efectiva.


Sin comentarios